domingo, 27 de agosto de 2017

Cuerpo Sanitario Internacional- Co.S.Int – ARGENTINA. La Fuerza de Voluntarios de socorro y paz: Cólera Morbus “La sangrienta guerra que con denuedo soportó el país, trajo consigo lo inevitable en estas graves contiendas; la crisis de la salud pública.


CARLOS GUSTAVO LAVADO ROQUÉ
 General de Brigada (RO) 
Jefe Estado Mayor Argentina 
Cuerpo Sanitario Internacional Co.S.Int 
Fuerza de Voluntarios de Socorro y Paz
TRABAJÓ POR LA SEGURIDAD NUCLEAR DEL PLANETA


“La sangrienta guerra que con denuedo soportó el país, trajo consigo lo inevitable en estas graves contiendas: la crisis de la salud pública. 

Así, en 1867, vióse Buenos Aires azotado por el “cólera-morbus”; llegaron hasta 8029 las víctimas. La epidemia se inició en el ejército aliado, en operaciones contra el tirano López. Pronto el mal se propagó a todo el territorio argentino. El terrible flagelo iba invadiendo una a una las provincias……Solía describirnos mi abuela, el terror de aquellos momentos….(sucumbían familias enteras, o salían a morir en las calles)… 

El sufrimiento físico que la enfermedad traía en sí, aterraba más que la muerte misma. Aquellos calambres que la medicina no mitigaba, aquella fiebre devorante, aquella sed desesperada, que los médicos no calmaban; ¡se prohibía beber agua a los enfermos!. 

Mi abuelo materno (Juan Piñero del Castillo), era a la sazón Intendente Municipal de la Capital de la Provincia; atendía personalmente a los coléricos en el Lazareto de San Francisco de Córdoba, dirigía las medidas de desinfección; vigilaba el cumplimiento de las órdenes impartidas por la sanidad; recorría casas y barrios. 

Por último, ante la escasez de gentes que quisieran atender a los enfermos (contados médicos habían escapado al contagio), él mismo, con otros caballeros de su amistad, hacían de facultativos en infinidad de casos Ya el mal en apogeo, faltaron brazos para recoger los cadáveres y darles sepultura. Abríanse en el cementerio fosas enormes y allí volcaban los cuerpos en espantosa confusión. 

Más de uno, no muerto aún, fue sacado de casa o recogido en la calle, en el sopor de un síncope. No es posible pintar tanto horror, no hay palabras para reconstruir aquel estado de cosas. 

Iban escaseando de más en más los enterradores y carreros. Los cadáveres quedaban abandonados en estado de putrefacción y con ello se aumentaba la peste. En la necesidad de no abandonar el municipio, mi abuelo, no quiso retirarse a su quinta; su esposa no consintió tampoco en dejarlo solo. El seguía impertérrito en el cumplimiento de lo que entendía un deber sagrado como hombre y como gobernante 

Pasaba noches y días enteros sin dormir. Personalmente llegó a cargar cadáveres hasta los carros. ¡Caro pagó el deber cumplido! Él enfermó a su vez y falleció víctima del mal implacable! 

“ relatado por su nieta Justa Roqué de Padilla. Extraído de su libro “Lo que Cuentan los Arboles” Bs.As. 1924

*Bisabuelo del Sr Grl Br (RO) D Carlos Gustavo Lavado Roqué J EM Co.S.Int Argentina

* Copyright © por Carlos Lavado Roqué, 2017. Todos los derechos reservados.


COS INT. Corpi Sanitari Internazionali - Croce Rossa Garibaldina - Forze internazionali Volontarie di Soccorso e di Pace Guardia D'Onore Nazionale Garibaldina del Risorgimento - in virtu di atto del Ministero Difesa Comando Generale Via del Mare n.145 - 00041 Albano Laziale Roma C.F. 96359460589  Tel. Cell. 32811766040 PEC 

No hay comentarios:

Publicar un comentario