miércoles, 25 de abril de 2018

ANUNCIOS DE DISTENSIÓN EN LA PENÍNSULA DE COREA: ENTRE LA ESPERANZA Y EL ESCEPTICISMO. Cuerpo Sanitario Internacional (CO.S.INT) Fuerza Internacional de Voluntarios de Socorro y Paz. con Estatus Ante la ONU, “CRUZ ROJA GARIBALDINA”. Comandi Internacionali Argentina. ONLUS

 General de Brigada (RO) 
Comandante del Estado Mayor en Argentina 
 Cuerpo Sanitario Internacional Co.S.Int 
 Fuerza de Voluntarios de Socorro y Paz ONU DAES
REPÚBLICA ITALIANA  CO.S.INT  REGISTRATO PRESSO 

"Procura República Roma Ufficio Legalizzazioni. Nrep 97 del 13 Febbrario 1989 (Reg. A. Roma 1° Ufficio atti Publici n° 3911. El Co.S.Int. cuenta con el patrocinio de las Naciones Unidas, inscrpta el 08/07/2013 en la Base de Datos Consultiva General de las Naciones Unidas, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, número 198."
MoonJae-in (Corea del Sur), Donald Trump (EEUU) y Kim Jong-Un (Corea del Norte)
Infobae, 25 de Abril de 2018. De una manera vibrante y vestida con ropas tradicionales como de costumbre, la emblemática locutora oficial del régimen de Corea del Norte, Ri Chun Hee, anunció por televisión días atrás la decisión de Kim Jong-un de suspender los ensayos nucleares y de misiles. También, la intención de desmantelar el sitio de Punge-ri, en el norte del país, donde se han realizado dichos ensayos nucleares, seis en total, entre 2006 y 2017.
.
Las reacciones esperanzadoras no tardaron el llegar. El presidente de Estados Unidos, en su cuenta de Twitter, señaló que era una muy buena noticia para Corea del Norte y para el mundo y un verdadero progreso. En el mismo sentido se expidieron el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe y otros líderes mundiales.

El impactante anuncio resulta coherente con el proceso de distensión actual en la península de Corea comenzado en febrero de este año, cuando el régimen de Kim Jong-un aceptó enviar una delegación de su país a los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, Corea del Sur, una participación que hasta incluyó la conformación de equipos conjuntos en determinados deportes.

Luego de una época de tensión extrema, el presidente Moon fue en gran medida artífice de estos avances que culminarán en pocos días con dos encuentros trascendentales. El primero de ellos es la reunión de los líderes de las dos Coreas el próximo 27 de abril, en el enclave de Panmunjom, dentro de la zona desmilitarizada que divide ambas naciones. El segundo y decisivo es el encuentro entre Kim Jong-un y Donald Trump pactado para fines de mayo o principios junio de este año, en lugar a definir, luego de que Trump aceptara una invitación de Kim Jong-un el pasado 8 de abril.

Los preparativos para ambos encuentros han sido febriles en los últimos días, incluyen la reinstalación de la línea de comunicación directa entre Pyongyang y Seúl, diversos encuentros entre funcionarios y también la relevante visita del líder norcoreano a su par chino, Xi Jinping, los pasados 26 y 27 de marzo; esto último una clara señal de que Corea del Norte sigue considerando a China un actor esencial en el devenir de los acontecimientos regionales.

Así y todo, en términos de contactos previos a los dos grandes encuentros, el hecho más significativo resultó la visita secreta a Pyongyang que realizó el 31 de marzo Mike Pompeo, jefe de la CIA, hoy propuesto como Secretario de Estado. Según trascendidos, esa visita se concentró en la agenda y los detalles del futuro encuentro, y también incluyó negociaciones para la liberación de tres ciudadanos estadounidenses detenidos en Corea del Norte. 

Lo que surge de estas conversaciones preliminares es un esquema de cinco puntos que Pyongyang considera esenciales para renunciar a su amenaza nuclear. Esta renuncia es en extremo relevante, habida cuenta de que hoy por hoy existen evidencias contundentes de que los misiles norcoreanos tienen suficiente alcance como para cubrir el territorio continental de los Estados Unidos y que el régimen de Kim ya cuenta con la bomba de hidrógeno, según lo probó la última prueba nuclear, realizada en septiembre de 2017. 

Tal listado de "deseos" incluye abstenerse de desplegar armas nucleares en la vecindad de la península de Corea, incluyendo cesar la operación de dicho armamento en cualquier ejercicio combinado entre fuerzas estadounidenses y surcoreanas, planteando también la necesidad de garantías de no-ataque a Corea del Norte con armas nucleares ni convencionales. En términos del marco jurídico, el listado incluye convertir el Armisticio de 1953 en un tratado de paz para la península y el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y Pyongyang.

Planteado como están los acontecimientos, es claro que a Kim Jong-un le interesa concretar lo que nunca antes sus antecesores habían logrado: encontrarse cara a cara con un presidente de los Estados Unidos. Para eso, halló en los métodos no convencionales de Trump la contraparte perfecta. Pero el punto fundamental es si las posiciones de ambos líderes tienen la compatibilidad necesaria como para que se llegue a un resultado exitoso en la negociación, y aquí el punto clave es la llamada "desnuclearización" de Corea del Norte.

Mientras Trump pretende la remoción total de las armas nucleares norcoreanas, es difícil imaginar que Kim Jong-un renuncie a ellas luego de los enormes sacrificios para conseguirlas. La pregunta es cuáles serían los incentivos de seguridad y económicos que Estados Unidos y sus aliados pueden brindar como para que se concrete tal decisión.

Hay gran consenso entre los analistas internacionales en el mundo que Kim está manejando con maestría este proceso de distensión, ofreciendo incentivos en vez de poner obstáculos para la realización de las conversaciones. Sin embargo, muchos ven con escepticismo su disposición a suspender nuevos desarrollos y al cierre del sitio de ensayos nucleares, leyendo el anuncio como una entrega de algo que, por el avance tecnológico alcanzado en su programa de armas nucleares, ya no necesita.

En este sentido, cuenta también un pasado de marchas y contramarchas en la conducta de la dinastía Kim, con vueltas atrás en acuerdos nucleares anteriores presuntamente consolidados. Tampoco se sabe de la posición de Pyongyang en otros aspectos relacionados con un desarme verificable, como ser la suspensión de la producción de uranio enriquecido y plutonio aptos para fabricar las ojivas.

Desde ya que esta historia tiene aún un final abierto, pero es mucho más factible que Kim Jong-un pretenda que Corea del Norte sea reconocido y respetado como un Estado con armas nucleares, fuera del sistema del Tratado de No Proliferación, al estilo India o Pakistán, lo cual es altamente improbable por la situación geopolítica de la península, que como un Estado desarmado, como pretenden Estados Unidos y sus aliados.
COS INT. Corpi Sanitari Internazionali - Croce Rossa Garibaldina - Forze internazionali Volontarie di Soccorso e di Pace Guardia D'Onore Nazionale Garibaldina del Risorgimento - in virtu di atto del Ministero Difesa Comando Generale Via del Mare n.145 - 00041 Albano Laziale Roma C.F. 96359460589  Tel. Cell. 32811766040 PEC 

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario